Colegio
Santo Domingo Padres Dominicos

Colegio Santo Domingo

Colegio Santo Domingo - Padres Dominicos

Colegio Santo Domingo

Somos una comunidad educativa parte de la Orden de Predicadores (Padres Dominicos) y que cultivamos un estilo centrado en la persona para ofrecer a nuestros alumnos medios y oportunidades para crecer en todos los aspectos de su vida.


Buscamos que nuestros alumnos puedan desarrollarse como actores relevantes en el mundo que les toca vivir, teniendo como pilares educativos su formación bajo los valores del Espíritu Dominico y el fomento de la excelencia académica, con sentido de comunidad, promoviendo el descubrimiento de su fé, vocación y la construcción de sus proyecto de vida.

Misión y Visión

Misión:
Educar integralmente a los alumnos, con sentido de comunidad, promoviendo en ellos y ellas el descubrimiento de su vocación y la construcción de su proyecto de vida, mediante la dedicación al estudio, la vivencia de la oración y la experiencia de la predicación.

Visión:
El Colegio Santo Domingo es una comunidad escolar perteneciente a la Orden de Predicadores, colaboradores de la misión evangelizadora de la Iglesia.

Como comunidad educativa, iluminada por el Evangelio, busca la verdad en las distintas dimensiones del saber y promueve la vivencia de la compasión.

Respetuosa de la libertad, de la diversidad y del proceso de sus educandos, quiere formar niños y jóvenes que puedan desarrollarse plenamente como actores relevantes en el mundo que les toca vivir, para hacerlo más humano y más justo.

La buena convivencia en una sociedad plural exige, por una parte, libertad para las diversas opciones educativas, y, por otra, definición clara de cada opción para que la elección sea auténtica.

Nuestra historia:
El Colegio Santo Domingo – Padres Dominicos, fue fundado en 1985 y es partícipe de la misión evangelizadora de la Iglesia, de acuerdo a las disposiciones del Área de Educación de la Conferencia Episcopal de Chile.

El Colegio pertenece a la Orden de Predicadores (Padres Dominicos).

La Orden nace en la Iglesia con la misión de predicar la palabra de Dios. Así, Santo Domingo de Guzmán (1170/1-1221) funda una Familia Religiosa (Frailes, Monjas, Religiosas, Laicos) atenta a los problemas contemporáneos, para llevarles el mensaje de Jesucristo. El carisma de la Orden, su peculiaridad dentro de la Iglesia, se puede sintetizar en dos palabras: contemplación y evangelización. Actitud contemplativa de la vida, cultivada especialmente por el estudio y la oración. Estas formas se manifiestan en el anuncio del Evangelio, desde el testimonio y la práctica.

Ya en los inicios de la presencia de la Orden en América Latina y el Caribe, la educación fue una las formas de evangelización que distinguió a los dominicos.

Espíritu Dominico:

Las características esenciales de la forma de ser dominico son la búsqueda de la verdad del Evangelio, fortaleciendo el espíritu de vida fraterna en nuestro colegio. Por medio de este descubrir la verdad queremos generar una conciencia del respeto mutuo, la sana alegría que nos genera el estar en familia, en una palabra, poder sentirnos en casa. Solo desde esta perspectiva podremos abrirnos al anuncio de la buena noticia del Reino de los Cielos por medio de un gran abanico de actividades y expresiones apostólicas.

Excelencia Académica:

El Colegio Santo Domingo – Padres Dominicos entrega una formación integral, en un ambiente acogedor y aceptando la diversidad de cada uno de los miembros de nuestra comunidad. Buscamos educar con excelencia académica fomentando los valores relacionados al saber y el estudio dedicado. Estamos certificados como Centro Preparador de Exámenes Internacionales Cambridge English School.

Comunidad centrada en la persona:

Fomentamos un fuerte sentido de comunidad en el colegio y asignamos un valor muy importante a la convivencia escolar en nuestros proceso formativo, siempre desde la valoración de cada alumno, mediante un acompañamiento socio-emocional y espiritual.Fomentamos un fuerte sentido de comunidad en el colegio y asignamos un valor muy importante a la convivencia escolar en nuestros proceso formativo, siempre desde la valoración de cada alumno, mediante un acompañamiento socio-emocional y espiritual.